RSS

Crítica "The Walking Dead" 4x06

El Gobernador ha vuelto. No sabemos si para bien, o, para mal. De momento, regresa con fuerzas, con un capítulo para elogiar a los guionistas, y por la tensa y electrificante actuación de David Morrisey. La serie regresa al final de la tercera temporada, para mostrarnos las aventuras y desventuras post-apocalípticas del Gobernador. Si se nos hubiese presentado en este capítulo su figura, diríamos que se trata de un tipo apacible, en ocasiones brusco, pero sosegado. Diríase un personaje completamente distinto al que conocimos en la pasada temporada. Repasaremos todos los aspectos de este episodio a continuación (¡¡ALERTA SPOILER!!) :
Empecemos comentando que no pude moverme del asiento durante los 45 minutos, lo cual, no sucedía desde el comienza de la tercera temporada. Los guionistas vuelven a recurrir a la presencia del Gobernador, para mostrarnos su "visible" transformación psicológica a lo largo de este indeterminado período de tiempo. La secuencia inicial, tras ser abandonado por Martínez, ya nos muestra a un tipo solitario, incluso, ido. Vaga por el mundo sin saber donde ir. Decide borrar todos sus recuerdos, incendia Woodbury, y se deshace de la única foto que conserva de su familia. Hasta aquí, sinónimo de la autodestrucción. Entonces, tras encontrar un pueblo, se une a una familia que le ofrece un hueco. Poco a poco, y dejando atrás sus traumas para comer, se integra en ella, ejerciendo de protector, y "chico de los recados". A su vez, se gana la confianza de la pequeña del grupo, que le recuerda a su pequeña hija...
El Gobernador (David Morrissey)
Visto de esta manera, el Gobernador parece haber sufrido una metamorfosis. Ya no parece el mismo que al principio. Sin embargo, sabemos por experiencia que esta agradable situación no se mantendrá durante mucho tiempo. Tras arreglarse adecuadamente, el Gobernador, y la familia, se marchan de la casa, tras la muerte del padre de las dos jóvenes. Finalmente, el capítulo concluye con el ataque zombie al grupo, y con la aparición de Martínez.
Resumiendo todo lo anterior, los guionistas han sabido recrear, principalmente, los sentimientos del Gobernador, además de deleitarnos con una historia de supervivencia, con incesantes guiños a la novela de Robert Kirkman. No sabemos que esperar para el siguiente capítulo, ¿otro capítulo "semi-biográfico" del Gobernador? ¿Se desatará esta vez su ira? O, ¿volveremos a la cárcel y descubriremos la reacción de Daryl ante la marcha de Carol? Lo comprobaremos en el siguiente capítulo, esperemos que la serie siga al mismo nivel...
NOTA FINAL: 9'75





  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

1 comentarios:

JORDI Curto dijo...

reconozco que tengo un problema con Walking Dead. La veo por inercia, porque he visto las tres temporadas anteriores, y la verdad me quemé bastante con el patético final de la tercera, en donde después de esperar acción durante los epis del 9 al 15 esperaba un final apoteósico con muchas muertes por el asalto a la prisión(donde no muere nadie) y el final de Andrea. Andrea, que gracias a lo mal grabada que está su final(que si Ottis muere que si no, que parece que si, a no que respira) te entran ganas que se la carguen ya. Esta temporada he empezado bastante excéptico, y por ahora salvo escenas sueltas en cada episodio, la verdad es que no veo que haya cambiado demasiado. Solo me faltaba ver al gobernador a lo Michael Landon en Autopista hacia el cielo, de buen samaritano. La verdad es que como la primera temporada ninguna. 6 epis a tope. 16 por temporada es una chorrada, ya que no saben que poner en tanto capítulo. Decepcionado por ahora.

Publicar un comentario