RSS

Capítulo 8


Preocupados



La lluvia caía sobre Betty y Jim. Los dos contemplaban la ciudad desde su improvisado campamento, al pie de una montaña.
- No te preocupes por Fred, Betty - dijo Jim, mientras contemplaba una lágrima que recorría la cara de su amiga - Sabe defenderse muy bien.
Betty observó el rostro de Jim. Su pelo rubio mojado, sus ojos verdosos, que la miraban.
- Ojala no se hubiera ido.
Betty abrazó a Jim y empezó a llorar.
- Él y Jason volverán pronto...
Hizo una breve pausa, buscando las palabras adecuadas.
- Fred, sabe lo que hace... no tienes que preocuparte por él.
- Y si... no vuelve, ¿eh? ... ¡Yo qué haré!
Jim besó su húmeda mejilla.
- Lo hará, no te preocupes por él.
- No debí dejar que se fuera...
Betty abrazó con fuerza a Jim.
- Ahora, volvamos dentro... Por mucho que esperes fuera, no volverá antes.
Los dos empezaron a andar hacia las tiendas de campaña, pasaron al lado de Brad, que hacía guardia con su fusil con mira telescópica. Estaba sentado en una silla, bajo la lluvia, vigilando por si venían inesperados visitantes.
Los saludó al pasar junto a ellos, y les dirigió unas palabras a Betty.
- Tranquila, Betty, no le pasará nada. Anda, descansa... lo necesitas.
Siguieron su camino hasta las tiendas de campaña, Betty se despidió de Jim, y entró en ella.

Los sueños de Betty la atormentaban, eran pesadillas en las que ella veía morir a Fred por los No Muertos y después fallecía ella.
Se despertó sudando y temblando, aún era de noche, se despertó y abrió la tienda de campaña. Una brisa de viento frío recorrió su cara y ella estornudó.
Empezó a andar, sin hacer mucho ruido, se adentró en el bosque y se sentó en una roca.
Comenzó a llorar, pensaba en Fred, su novio. Estaba preocupado por él. Recordó cuándo se marchó en busca de Jason a la ciudad.
Betty abrazaba a Fred, cómo si no volviera a verlo nunca más.
- No te vayas - le decía, llorando - por favor.
- Cariño, no te preocupes por mí, yo estaré bien, te prometo que volveré mañana.
Fred la besó.
- Por favor, no lo hagas.
- Tengo que salvar a Jason, está en peligro.
- Qué vaya otro, tú no...
- Tengo que ir yo...
Se dieron otro beso, esta vez fue más emotivo y más largo que el anterior. Sus labios se juntaron, durante varios segundos, sus manos se cogieron mutuamente.
- Adiós...
Fred anduvo hasta desaparecer, Betty lo miraba yéndose para rescatar a Jason.

Betty posó los dedos sobre sus labios, recordando los besos de Fred. Sus labios, su amor, sus risas...
De repente, Betty oyó el crujir de una rama que se rompía. Miró a su alrededor, pero no pudo ver nada, todo estaba oscuro.
Se levantó de la roca.
- ¿Jim? ¿Eres tú?
Una voz la alertó.
- ¡Betty! ¡Cuidado!
Era la voz de Brad.
- ¡Apártate!
- ¿Qué pasa?
Una mano helada tocó su hombro. Brad apuntó hacia Betty. Detrás de ella había un No Muerto.
Brad disparó al cadáver andante, pero falló. El No Muerto intentó morder a Betty, pero inesperadamente, un cuchillo entró en el lóbulo frontal de aquel ser. La sangre cayó sobre la ropa de Betty y el cadáver se derrumbó.
- ¿Estás bien, Betty? - preguntó Jim, mientras se agachaba y recogía el cuchillo.


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

2 comentarios:

It Girl Ailén dijo...

Estreno blog, articulo muy interesante. Pasaros por http://atravesdemisojosdeailencelada.blogspot.com.es/, os gustara! :)

m. dijo...

Me pasaré por él, gracias por visitar mi blog.
¿Te ha gustado la historia?

Publicar un comentario